Vacaciones de verano: Luz para tus exteriores



Este verano es importante buscar las mejores soluciones para el jardín, zona de juegos, escaleras, piscina, parrilla y garaje, ya que hay algunos detalles que marcan la diferencia en el diseño de un proyecto de iluminación, como el flujo luminoso, la comodidad visual, reflejos, temperatura de color, y los efectos de luz y sombra.

En una casa, cada habitación debe recibir la debida atención para que la iluminación convierta los espacios en lugares más agradables y confortables. Quizás, por lo mismo, es común que nos preocupemos del interior, olvidándonos muchas veces de la importancia de tener un buen sistema de iluminación en la zona exterior, por seguridad y comodidad.

La iluminación de las áreas exteriores debe facilitar el acceso de visitantes sin eclipsar la visión, siempre permitiendo la interacción de la arquitectura local con la naturaleza. Es importante que todos los productos utilizados en el proyecto sean adecuados para zonas al aire libre, con buen cerco eléctrico, para que no se dañen o generen problemas en las instalaciones.

La entrada

En primer lugar, el número de la casa debe ser muy brillante y fácil de ver, pues resulta fundamental identificar el lugar durante la noche.

Dependiendo del tipo de iluminación que se desea crear (circulación o iluminación de fachadas), las escaleras de entrada –si existen- deben estar bien iluminadas, recibiendo alrededor de 100 lux (cantidad de luz requerida), con el fin de evitar accidentes. En estos espacios, lo ideal es usar luminarias con una temperatura de color de 3000K a 4000K. En los lugares en que la luz permanece encendida toda la noche, es más ventajoso mantener las ampolletas de alta eficiencia energética y larga vida.

Las ampolletas fluorescentes compactas o tubos se pueden aplicar a la luz de seguridad, garaje, escaleras y zonas de acceso, sin necesidad de opciones con gran potencia. Para puertas que permanecen con las luces encendidas en la noche, es mejor utilizar las fluorescentes compactas. Sin embargo, si se activan a través de sensores de movimiento, las mejores opciones son las halógenas.

Jardín y piscina

Para iluminar los jardines, se puede elegir entre la nueva tecnología led o halógenas. Si es posible, balcones y parrillas deben contar con ampolletas anti-insectos.

En caso de contar con una piscina, la luz en el exterior debe ser homogénea. En el agua, lo ideal es preparar iluminación indirecta, con las luminarias ubicadas a los lados, utilizando alternativas asimétricas y direccionando la luz al centro para proporcionar efectos, que incluso pueden ser dinámicos, alternando los colores.

Se recomienda evitar la instalación de accesorios en el centro de la piscina, ya que dificulta el mantenimiento. El nivel de iluminación adecuado para piscinas al aire libre es de 200 a 300 lux, con una temperatura de color de 4000K.

Opción LED

-Actualmente, los LEDs ya se pueden utilizar en prácticamente cualquier ambiente, sin restricción, incluyendo los espacios al aire libre.

-Por tener un pequeño tamaño, son excelentes para uso en zonas de difícil acceso, tales como jardines, piscinas, iluminación de molduras, entre otros.

-Como medida de precaución, es importante seguir siempre las recomendaciones del fabricante y que la instalación del producto sea realizada por un profesional calificado.

-La mayoría de los LEDs funcionan con baja tensión o de corriente continua, haciendo uso esencial de un aparato auxiliar (controlador de origen). Tienen larga durabilidad de hasta 25.000 horas, son súper eficientes y ahorradores de energía, pero aún tienen un precio más elevado.

-Independiente de la solución (sea con LEDs o no), para el buen funcionamiento del proyecto de iluminación, es aconsejable equilibrar las necesidades propias con la mirada técnica de un profesional.

Fuente: Zonainmobiliaria.com